estudiantes-extranjero-800x478“Millones de estudiantes de todos los países del mundo entero van diariamente a la Escuela y a la Universidad en forma inconsciente, automática, subjetiva, sin saber por qué, ni para qué”

Todos los seres humanos gozamos del cerebro pensante que nos permite activar la creatividad, en el trabajo y negocios, en el hogar y amistades. Pero debemos tomar las riendas de nuestra forma de pensar para ser y desarrollar nuestra capacidad creativa sin objeciones ni miedos.

Recibimos una preparación base, para luego “meter nuestra cuchara” y conforme a ella, hacer de nuestras actividades diarias, (laborales o lúdicas) una expresión grata, original y única. Firma de nuestra propia idiosincrasia.
El problema es que no sabemos vivir en el presente, lo hacemos de manera mecánica siempre con objetivos materiales que una vez alcanzados no nos otorgan la felicidad esperada.

Entonces ¿para qué fuimos educados? ¿Solo para satisfacer las necesidades físicas? Si así fuera, seríamos unos pobres cuitados llenos de tristeza e insatisfacción.
Es vital hacernos conscientes de nuestras innatas capacidades e irlas desarrollando, pues ya sabemos que “órgano que no se usa se atrofia”. Ser creativo, no es hacer las cosas mejor que los demás, sino aceptar el potencial propio y exponerlo sin miedo a críticas ni represiones.

Lo que en la filosofía gnóstica definimos como “libre iniciativa” es el respeto a la pluralidad y sus múltiples expresiones que nos van capacitando cada vez más en el crecimiento personal. “Es necesario dejar de ser autómatas, despertar conciencia, descubrir por sí mismos qué es esta lucha tan terrible por pasar exámenes, por estudiar, por vivir” -S.A.W.
Aprender de memoria los temas o vivir de acuerdo con normas estrictas sin lógica ni coherencia, es absurdo, nos convierte en seres auto-reprimidos. Tenemos un gran potencial en nuestra libre iniciativa susceptible de desarrollarlo.

Pero debemos erradicar el miedo de nuestro comportamiento, porque es el peor enemigo de nuestra libertad.
Hay que erradicar el miedo a la vida, a las autoridades inconscientes, a las normas absurdas incoherentes, a la enfermedad o a la crítica… es imprescindible vivir sin miedos.

¿De qué sirve la educación si no nos hacemos creadores, conscientes, inteligentes de verdad? El miedo es una gran barrera para la expresión de la inteligencia.
¡Desarrollemos la inteligencia de la conciencia para lograr un mundo más pleno y feliz con libertad para discutir y analizar las cuestiones vitales de la existencia!

Si gustas investigar más sobre estos temas puedes visitar O suscribirte al canal de YouTube
https://www.youtube.com/channel/UCEEYbK98Z8yMZAJYl-__PQQ?view_as=subscriber

Sagrario Galdós Echezarreta