Dzibilchantún significa en maya “lugar donde hay escrituras sobre piedras planas” porque se hallaron muchas estelas con inscripciones.
Se encuentra en el estado mexicano de Yucatán, a unos 17 kilómetros al norte de Mérida.

Suspendida el alma en el silencio… en el instante mágico en que la Presencia Interior se hace patente… ya no hay sueño, ni letargo… ¡amaneció!
El sol impera en la gran inmensidad interactiva del Todo.

Porque “El Sol se ha levantado; el fantasma del tiempo se ha desvanecido; la Palabra Perdida se ha encontrado”

Una nueva exhalación lumínica alumbra el camino… inundando de gozo a la Naturaleza…

Y cantan las aves musitando entre el chapoteo del agua del cenote Xcalah de Dzibilchantún …

Mientras el suave viento mece las hojas dispersas que emergen del misterio.

Dzibilchantún fue una gran metrópolis. Aunque a la llegada de los españoles estaba habitada, ya no resonaban los ecos de los itzaes.
Tiene más de 8000 estructuras de las cuales muy pocas han sido reconstruidas.