samael aun weorHace un año que físicamente debí haber muerto. (Declaraciones realizadas en 1976). Más, como quiera que aún no he terminado la Gran Obra, hubiera por tal motivo quedado estancado.

Afortunadamente recordé, que por allá en Egipto, en la época de los faraones, hace unos cuatro mil años, dejé una momia. El cuerpo de aquella momia quedó intacto sin que se le extrajeran sus vísceras, gracias a ciertos procedimientos mágicos que conocían a fondo los antiguos Iniciados Egipcios.

Fue entonces como apelé a un proceso de Alta Magia, que se conoce con el nombre de intercambio atómico Bio-Electro-Magnético. Mientras de aquí de mi cabeza, partía un átomo hacia la momia de Egipto, a su vez, de la cabeza de la momia salía otro átomo hacia mi cabeza aquí en México. Y así, este proceso se sucedía ininterrumpidamente, matemáticamente. Ahora ya toda mi cabeza está totalmente conformada por los átomos de la cabeza de la momia.

Esta cabeza que ustedes ven aquí es la de la momia. Así, pues, que ustedes están conversando con un cadáver, pues, hace un año, morí en vida. Puede decirse que tengo un año de vida. “Les soy sincero a ustedes, yo soy un hombre que está viviendo más allá de lo normal. Ustedes, dirán que ¡cómo es posible! Si se los puntualizo, el cerebro que estoy utilizando para pensar estuvo cuatro mil años en un sarcófago en Egipto.

Yo dejé el cuerpo vivo cuando me tocó vivir en la dinastía de los faraones. Nací en Egipto pero no morí en Egipto. Mi cuerpo pasó a un sarcófago; ese cuerpo allí vivo lo puse en estado de catalepsia. Digo catalepsia para que ustedes me entiendan, pero es una ciencia más antigua que la catalepsia.” ¿Usted era Iniciado en ese momento? “He sido Iniciado desde hace varios Mahamvantaras.”¿Usted contribuyó a la creación de la Tierra junto con los Cosmocratores?

“Estuve con los Cosmocratores desde la aurora, desde el momento en que la Tierra surgió del Caos.” (El Venerable Maestro Samael Aun Weor, es la Mónada Planetaria de Marte encarnada en humano cuerpo, es el Quinto de los Siete Cosmocratores.) “Bueno, les estoy contando lo de Egipto. Mi cuerpo quedó allí en catalepsia, está en la cripta subterránea, hace como cuatro mil y tantos años, desde la época de Kefren, pero por esta época, en pleno siglo XX, me estoy revistiendo con este cuerpo mediante el intercambio atómico.

Los átomos de este cuerpo están pasando al cuerpo egipcio y los átomos del cuerpo egipcio están pasando a éste… Por lo menos pueden estar seguros que esta cabeza que ustedes ven ya es la egipcia.”

“El otro día estaba en una conferencia y hubo gente que me distinguieron como egipcio, ya la cabeza es la misma que estuvo entre el sarcófago, el resto del cuerpo, pues está cambiando, las vísceras todo en este momento soy la muerte.

samael 1953¿Por qué?, Porque el cuerpo que tenía Víctor Manuel Gómez, ese cuerpo ya está en proceso de desintegración, sus átomos están pasando a un sepulcro, y los átomos de aquél están pasando acá”.

¿Y, esos los podría volver a revivir? “Pues, ese cuerpo de Víctor Manuel Gómez no queda muerto, queda vivo, pero con las funciones orgánicas en suspenso. De manera que si ustedes observan cuidadosamente cierta apariencia aquí, pues hace que la gente no se me acerque, pero realmente soy la muerte.

Los antiguos egipcios cultivamos una ciencia que los modernos ni remotamente sospechan. Esta ciencia nos ha permitido a nosotros conservar nuestro cuerpo físico, poder existir y salir con nuestro cuerpo desde el sepulcro para afuera, para vivir entre los mortales en pleno Siglo XX. No quiero decir que todos los compañeros de esa época hicieron lo mismo, pero sí existimos un grupo de Hombres que dejamos nuestros cuerpos vivos entre el sepulcro muy bien sellado.”

“Hay dos clases de momias: las momias vivas y las momias muertas. Las momias muertas se conocen porque las vísceras han sido colocadas en vasos de alabastro. Las momias vivas, aún ahora en pleno siglo XX, siguen vivas. “No está de más decirles que yo mismo, cuando viví en Egipto, en una época pasada, durante la dinastía de Kefren, pasé por esos procesos.” “Mi cuerpo físico fue dejado a voluntad en estado de catalepsia.

Ese cuerpo pasó a un sarcófago y fue colocado dentro de una cripta, pero vivo, y todavía conservo ese cuerpo egipcio vivo. Con ese cuerpo egipcio seguiré cumpliendo la misión que se me ha confiado. De lo contrario, ¿cómo? Actualmente soy un hombre como de sesenta años. Para poder hacer la labor en toda Europa, en toda Asia, ¿cómo la haría? Suponiendo veinte años en Europa y treinta años en Asia, llegaría como un viejecito…, para hacer una revolución espiritual, ¿con qué tiempo? Ya no habría tiempo. La única forma es tomar ese vehículo físico momificado para continuar trabajando en la Gran obra.”

Maestro ¿usted tiene que perder ese cuerpo físico actual?

“Ya parte está perdido. Claro está que existe un tipo de reencarnación que es desconocida para muchos seudo-esoteristas y seudo-ocultistas; en esoterismo se llama Re-Encarnación YAO, es decir, en vida.” “El intercambio atómico permite la reencarnación del iniciado egipcio en una momia que haya tenido. Esto es desconocido para los sabios de esta época.

Es claro que el intercambio atómico con una momia, da por resultado que viene uno a quedar con su vehículo vivificado, máxime si la momia está viva.” “Si yo cambio mis átomos actuales, con los átomos de ese cuerpo momificado, quedo con ese cuerpo momificado en vivo y en pleno Siglo XX. Claro que hablamos de la Re-encarnificación; en YAO; así se llama en Ciencia Sagrada.” “Con este intercambio atómico, no hay necesidad de pasar por esos estados en que se tiene que dejar el cuerpo físico y esperar varios años para volver a re-encarnificar; eso es un trabajo dificilísimo” “La Re-Encarnación en YAO es altamente científica, y pertenece a la parte más elevada de la Física Atómica.” “Tal reencarnación en YAO no sería posible si no se conocieran los HACHIN.

¿Y qué son los HACHIN? Pues son las Almas Ígneas o partículas ígneas que existen en cada átomo. Esas Almas Ígneas o CONCIENCIAS ATÓMICAS, son obedientes.” “Es la Cuarta Vertical (la cuarta dimensión) la que sirve para que los principios ígneos o HACHIN puedan transportar instantáneamente a los átomos de un lugar a otro por remoto que sea.” “La Alta Física Nuclear es desconocida para los sabios actuales.

Cuando los antiguos sabios egipcios momificaban sus cuerpos con el objeto de alcanzar la inmortalidad más tarde, hacían alusión a esto que hoy aclaro.” “Muchas gentes de estos tiempos que ahora andan por aquí, por allá y acullá, tuvieron vehículos físicos en la antigua tierra de los faraones, y si ellos marcharan por el camino de las Santas Revalorizaciones del SER, podrían llegar a adquirir la inmortalidad aquí y ahora mismo, mediante el intercambio atómico de la alta física nuclear, desconocida para los sabios y físicos atómicos de este Siglo XX.” Para tal efecto, para poder continuar por la humanidad, no me ha quedado más remedio que reencarnarme, pues, actualmente estoy en proceso de reencarnación, no necesito pasar por la reencarnación como la pasan todos los seres humanos común y corriente, ¡no! Yo la paso en vida.

La vida mía como Víctor Manuel Gómez no dio más que 58 años, yo morí a la edad de 58 años, ya Víctor Manuel Gómez no existe, murió (murió el año pasado); ustedes dirán: “que raro eso ¿no?”. Desde entonces comencé a reencarnarme en mi cuerpo egipcio y se comenzó un intercambio atómico entre el vehículo de Víctor Manuel Gómez y el cuerpo egipcio que está metido dentro de un sarcófago bajo una pirámide.

Comenzó un intercambio molecular atómico muy interesante. Ese intercambio molecular atómico permite que todos los átomos de aquí, queden allá, metidos en Egipto, en el sarcófago, y que todos los átomos de la momia queden aquí; en una palabra, si ustedes por ejemplo hicieran un experimento: Un átomo tuyo se desprende, por ejemplo, aquí de tu brazo y pasa aquí al brazo de nuestro Hermano Q., a su vez de ahí, del brazo del Hermano Q., del mismo punto exacto, se desprende el átomo, donde el átomo tuyo ha de ser colocado y regresa y se ocupa el lugar vacío; y así se la pasan entre un intercambio atómico entre ustedes dos; terminas vestido con el cuerpo del Hermano Q., y el Hermano Q. termina vestido con tu vehículo, eso es obvio; es un intercambio atómico.

En una de sus primeras obras nos relata usted, Venerable Maestro, el caso de un Maestro que también tuvo que realizar este trabajo.

Sí, en una forma similar, pero no igual por que yo el intercambio atómico lo estoy realizando con mi propio cuerpo egipcio que está vivo entre un sarcófago, vivo, en estado de catalepsia, de manera que yo estoy intercambiando los átomos, reencarnándome en mi propio cuerpo egipcio. Hoy por hoy, esotéricamente se dice que tengo un año de edad.

Ese sarcófago, Venerable Maestro, ¿se encuentra oculto?

diapositiva38 Sí, está bajo una pirámide y tengo mi cuerpo egipcio allí. Ya por lo menos tengo parte de la cabeza egipcia, y todo el cuerpo está sometido a intercambio atómico constante, de momento en momento, de segundo en segundo. Cuando tenga dos años se notará un poquitico más, cuando tenga siete años se notará más la cosa. Cuando cumpla la edad de 21 años (mayoría de edad), verán el egipcio completo; y totalmente completo a la edad de 30 años. Entonces, todo el cuerpo egipcio estará acá y todo el cuerpo de Víctor Manuel Gómez habrá quedado en Egipto, en el lugar del sarcófago, entre el sarcófago. Este intercambio atómico en esoterismo se dice “Reencarnación”. Me estoy reencarnando en vida para poder quedar con el cuerpo egipcio trabajando en favor de la humanidad por tiempo infinito, durante todo el Maha-Manvantara.

Venerable Maestro, ¿el cuerpo de Víctor Manuel Gómez entonces queda como un vehículo de reserva suyo para cualquier necesidad?

Para cualquier necesidad allá queda entre el sarcófago. Y ya no tengo aquí todo el cuerpo ése que tú conociste. Ya la cabeza ésta, si la observas bien, ya no es la misma, ya la cabeza más que todo es egipcia. No quiero decirte que el cambio total se haya hecho, empieza, hasta ahora, un año de edad nada más. Víctor Manuel Gómez murió. El Cuerpo Vital que tengo aquí es el del cuerpo egipcio, ya hice el cambio; el Vital que Víctor Manuel Gómez tenía, allá en Egipto, el Vital de la momia, quedó acá. La personalidad de Víctor Manuel Gómez (esa personalidad que platicaba contigo y todo eso), constantemente me toca combatirla y hay veces que se presenta y desenvaino la espada y la saco. Un día estaba dictando una conferencia y se me sentó al lado, venía a dictar una conferencia; tuve que desenvainar la espada y correrlo, hacerlo huir. “Vuélvete al sepulcro”, le dije; y se fue para Egipto, la descarté. Aquí la personalidad que tengo es la misma que estuvo en la época del antiguo Egipto de los faraones, es la que tengo aquí, la personalidad egipcia; a través de esa personalidad estoy hablando y estoy actuando. Es claro que al tener el Cuerpo Vital Egipcio y la personalidad egipcia aquí, estoy halando los átomos del cuerpo egipcio más rápidamente y con más efectividad, de instante en instante.

De manera que, en esa forma continuaré trabajando, pero Víctor Manuel Gómez murió a la edad de 58 años. Gracias a este procedimiento Mágico de ALTA FÍSICA NUCLEAR, el V. M. SAMAEL AUN WEOR, pudo continuar su trabajo Alquímico hasta perfeccionar la PIEDRA FILOSOFAL.

Fue así como en el año de 1977 dijo: “En estos precisos instantes, mi Señor Interior Profundo, está en su Santo Sepulcro. En el año de 1978, mi Señor Interior Profundo, resucitará en mí y yo en ÉL para poder hacer la gigantesca OBRA que hay que hacer por la humanidad. Y será ÉL, el que la haga, y no mi insignificante persona que no es sino un instrumento. Pero, ÉL en sí, es perfecto y ÉL la hace porque ÉL es perfecto. De manera que doy testimonio de lo que me consta, de lo que he vivido.”

V. M. Samael Aun Weor

 

 

Guardar