ARCANO No. 13

1208089113_tarot-egipcio-13Este Arcano, la Muerte, abarca dos aspectos: el primer aspecto es la muerte de todos los seres humanos y el segundo es desde el punto de vista esotérico.

En el primer aspecto todos los textos de ocultismo, pseudo-ocultismo, pseudo-rosacrucismo, teósofos, afirman que uno nace a determinada hora y fallece en determinado día, hora y segundo, según la Ley del Destino.

Este concepto no es exacto porque los Señores del Karma depositan en uno, determinados “Valores Cósmicos” y ese “Capital” lo puede uno conservar y la vida se puede prolongar por largo tiempo; o gastar los Valores y acortar la vida.
La vida se prolonga acumulando Capital Cósmico. Si no hay buenas acciones, sólo en determinados casos los Señores del Karma prolongarían la vida. Los Señores del Karma depositan en cada uno de nuestros Tres Cerebros una determinada cantidad de Valores Vitales:

Primer Cerebro, PENSANTE O INTELECTUAL, en la cabeza.
Segundo Cerebro, MOTOR, situado en la parte superior de la columna vertebral.
Tercer Cerebro, EMOCIONAL, situado en el Plexo Solar y centros nerviosos simpáticos.

Si uno agota los Valores Vitales del CEREBRO PENSANTE, abusando del Intelecto, es claro que se provoca la muerte de este cerebro o se contraen enfermedades de tipo nervioso, neurastenias, imbecilidad, esquizofrenia, o provocando locura o manías que tienen las gentes que han agotado los Valores del Centro Intelectual.

Si uno agota los Valores del CENTRO EMOCIONAL se provocan enfermedades al corazón, psíquicas, nerviosas; enfermedades relacionadas con los aspectos emotivos, emocionales; muchos artistas agotan el cerebro emocional y terminan con ciertos estados sicopáticos, emotivos, cardíacos.

Quienes agotan los Valores del CEREBRO MOTOR terminan paralíticos o con enfermedades relacionadas con los músculos, las rodillas, las articulaciones o parálisis, etc., daños en la espina dorsal. Todas las enfermedades en general devienen del mal uso de estos Tres Cerebros, lo que quiere decir que se muere por tercios, poco a poco.

Ejemplo: los futbolistas, los corredores, boxeadores, son gentes que abusan del Cerebro Motor, estas personas terminan mal, su muerte es por mal uso del Cerebro Motor.

Si uno aprende a manejar los Tres Cerebros, en forma equilibrada, se ahorran los Valores Vitales que depositan los Señores del Karma y se alarga la vida. En el Asia existen monasterios donde los monjes llegan a la edad de 300 años o más porque manejan los tres valores armoniosamente, en forma equilibrada, ahorrando los Valores Vitales de los Tres Cerebros. ¿ENTONCES EN QUÉ QUEDA LO DE LA HORA Y FECHA EXACTA DE VIDA O MUERTE?.

Si agota los Valores muere pronto, si los ahorra alarga la vida. Es claro que a unos le dan más capital que a otros, depende del debe y del haber de cada uno. Cuando uno cree que ha abusado del Cerebro Pensante hay que poner a trabajar el Cerebro Motor.

Para poder prolongar la vida al estar en estos estudios esotéricos, hay que negociar con los Señores del Karma, pero hay que pagar haciendo buenas obras.

Todo hombre que encarna el Alma puede pedir el Elixir de Larga Vida. Este es un gas de inmaculada blancura. Dicho gas es depositado en el Fondo Vital del organismo humano. Después de la Resurrección el Maestro ya no vuelve a morir, es Eterno.

Tenemos el caso del Maestro Paracelso, no ha muerto, vive en Europa con el mismo cuerpo, es uno de los que “tragó tierra”, quedó como vagabundo haciéndose pasar por diferentes personas. Nicolás Flamel, el Iniciado, vive en la India con su esposa Perrenelle, él también tragó tierra junto con su esposa. El Conde San Germain que dirige el Rayo de la Política Mundial, trabajó en Europa en los siglos XVI y XVIII, hace poco lo encontró Giovanni Papini. El Cristo Yogui de la India, el Inmortal Babají y su inmortal hermana Matají viven con su Cuerpo Físico desde hace millones de años.

Los Inmortales pueden aparecer y desaparecer instantáneamente, se hacen visibles en el Mundo Físico a voluntad. Cagliostro, San Germán, Quetzalcoatl y muchos otros Inmortales han hecho en el mundo Grandes Obras.

La Muerte es la corona del Sendero de la Vida, está formada por los cascos del caballo de la muerte.

LA MUERTE DEL INICIADO: “El Libro de los Muertos” de los Egipcios es para los que viven y están muertos, hay que saberlo entender, trata de los Difuntos Iniciados que aunque ya están muertos, viven: ya entraron a la Región de los muertos y salen al Sol para dar sus enseñanzas.

Lo primero que hay que hacer para Morir es Disolver el “Yo”, eso que es un conjunto de Demonios y al cual llaman los Egipcios los DEMONIOS ROJOS DE SETH. Hay que hacer eso para despertar Conciencia y recibir el conocimiento directo. Los Demonios Rojos de Seth, son todos los Demonios que tenemos, es Satán, éstos deben ser muertos. Horus debe derrotar esos Demonios.

Seth tiene dos aspectos, como Negativo es Satán y como Positivo corresponde a la Espina Dorsal. Este tenebroso Seth Satánico debe ser Muerto; ese Ego Lunar que está constituido por millares de Demonios que Horus debe derrotar con la ayuda de Isis, la Madre Divina, debe Morir.

Esos Yoes deben ser reducidos a polvo y hay que quemar las semillas y bañarse en el agua del Leteo para olvidar y del Eunoe para fortificar virtudes y luego ascender a los Cielos. Para ascender a cada uno de los cielos hay que Bajar primero a los Infiernos. Eso no es todo, vienen tremendas batallas, esto hay que estudiarlo al pie de la Pistis-Sophia.

El Iniciado debe convertirse en “COCODRILO”, para esto hay que destruir el Cuerpo de Deseos que es Lunar y después subir al Cielo Lunar; para poder destruirlo hay que “Sumergirse” y eso significa una bajada espantosa a través de sacrificios enormes, y ahí deja el Cuerpo Lunar que poco a poco se va desintegrando. Cuando ya se deshizo del Cuerpo de Deseos, entonces sale el Iniciado con su CUERPO ASTRAL SOLAR.

Luego hay que pasar a Mercurio, a la Decapitación, para deshacerse de la Mente Lunar. Y el Iniciado clama pidiendo su cabeza, la cabeza de Osiris, pero tiene que pasar por muchas matanzas, hay que pelear contra los Demonios. Así como hay 8 Kabires, también hay 8 Anti-Kabires, dos en cada punto cardinal que son las antítesis. Al Iniciado le toca pelear con los 8 Kabires Negros, no se puede “subir sin bajar”.

NO SE PUEDE ENTRAR AL ABSOLUTO “HASTA PASAR POR LA GRAN MUERTE” Y LA ESENCIA SUMERGIRSE EN EL SER.

En el camino hacia el Absoluto, hay que Bajar, ahí es donde se vuelve uno COCODRILO MUERTO. Luego toca subir y la subida es dificilísima. Cuando se ha sumergido uno en el Ser, se puede decir: “YO SOY HORUS”, puede hablar en el Lenguaje de los Dioses, puede ser el Dios Vivo a la vista de los Demonios Rojos que constituyen el Ego.

La carta 13 contiene el EVANGELIO DE JUDAS. Judas representa la Muerte del Ego. Ese es su Evangelio, ese papel lo desempeñó como se lo ordenó el Gran Maestro. Judas se encuentra actualmente trabajando en los Mundos Infiernos con los Demonios, para poder redimirlos y lograr uno que otro. Cuando termine su trabajo se irá con Jesús al Absoluto, porque se lo tiene bien ganado.

SÍNTESIS:

Hay que convertirse en el Cocodrilo Sagrado Sebeck a través de ordalías enormes y grandes sacrificios.

EN ESTO NO BASTAN LOS ESFUERZOS, SINO LOS SÚPER-ESFUERZOS.

NOSOTROS NOS TENEMOS QUE DAR FORMA A SÍ MISMOS, ESTO REQUIERE SÚPER-ESFUERZOS POR MEDIO DEL TRABAJO CONSTANTE DIARIO INTENSIVO.

Hay que trabajar para terminar con la Ira.

Los muertos viven en la esfera de Jet-zirah, los muertos viven en el mundo de NOGAH (Mundo Astral).

Los difuntos que han sido fornicarios son fríos y tenebrosos, viven en el Mundo de Assiyai, llenos de frío y tinieblas.

Los discípulos que han sido castos y que han despertado el Kundalini, después de la muerte, están llenos de juventud y de Fuego.
LA HORA 13 ESTÁ ÍNTIMAMENTE RELACIONADA CON LA MUERTE, NO PUEDE HABER RESURRECCIÓN SI NO HAY MUERTE, LA LIBERACIÓN ES LA HORA TRECE DE APOLONIO.

Las Doce Puertas de la Misericordia son los 12 Signos Zodiacales, 12 Regiones o 12 Mundos Suprasensibles, la Puerta Número 13, la Liberación es para escaparse al Absoluto.

Se muere para el Cosmos. Se nace para el Absoluto.

Hay que Morir para Vivir. Hay que Morir y Resucitar.