JUDAS ISCARIOTE, ante todo, NO ES lo que pretenden las gentes que es: UN TRAIDOR; eso es completamente falso.

Él se aprendió su papel, y lo aprendió de Jesús; Jesús se lo enseñó. Así como Pedro, Juan y Santiago, y todos ellos tuvieron su papel, así también Judas lo tuvo; UN PAPEL QUE TUVO QUE REPRESENTAR en la vida práctica, en el Drama Cósmico de la Iniciación.

Judas no quería hacer ese papel. Pedro se ofreció a hacer el papel de Judas, pero Jesús no aceptó que Pedro hiciera ese papel. Ya Jesús había escogido a cada uno para su respectivo papel.

JUDAS REPRESENTA LA DISOLUCIÓN DEL EGO, del Yo, del mí mismo, del sí mismo. El Evangelio de Judas es la muerte del mí mismo; ¡y he ahí lo grandioso: Sin Judas no hay Drama Cósmico!

En cuanto a PEDRO, su Evangelio es EL SEXO. Por eso se dice: “Petrus, Pedro, Piedra, Patar”… JUAN, ES EL VERBO, la Palabra; PABLO, representala FILOSOFÍA, la GNOSIS, la SABIDURÍA; FELIPE tiene un Evangelio preciosísimo: El de las SALIDAS ASTRALES, el del DESPERTAR DE LA CONCIENCIA, el de los VIAJES EN ESTADO DE JINAS, el de la ALTA MAGIA práctica, y así sucesivamente…

De manera pues que Judas tenía su Evangelio, el de la Disolución del Ego. Sin Judas no hay Drama Cósmico, no. ¿De qué manera se desarrolla el Drama si no hay un Judas? Se necesitaba que el Drama se desarrollara, pero tenía que haber alguien que iniciara el Drama, y ése es Judas.

Por eso en la Edad Media existió un Grupo Gnóstico que se llamaba la de “LOS ISCARIOTES”. Ese grupo se dedicaba a estudiar el Esoterismo del Evangelio de Judas…, Los Iscariotes…

Así pues, a Judas no se le ha hecho justicia; la gente ha interpretado el Evangelio a la letra muerta, literalmente…

JUDAS ES EL MÁS EXALTADO DE LOS DOCE; es el Apóstol más exaltado, es el que está más “muerto”, el más elevado de todos (después de Jesús sigue Judas), hasta tal punto, que está dicho que el día que el Gran Kabir, Jeshuá Ben Pandirá, Jesús el Cristo, entre al Absoluto Inmanifestado, Judas entrará con él; está lo suficientemente preparado para entrar al Absoluto.

Y esto no lo entienden las gentes profanas, porque interpretan el Evangelio a la letra muerta, desafortunadamente…

V.M. Samael Aun Weor