Etiquetas

,

ARCANO XIX
Vamos ahora a estudiar el Arcano XIX del Tarot. Jeroglífico, un Sol radiante y dos hermosos niños que se dan la mano.

En el Tarot Egipcio, el Jeroglífico es un hombre y una mujer que tienen en sus manos la simbólica figura de la Cruz Tau Egipcia. Este tipo de Cruz es Fálica. El Arcano XIX es el Arcano de la Alianza.

En nuestra lección tres de este curso ya hablamos ampliamente sobre la Sal, El Azufre y el Mercurio. Realmente  éstos son los instrumentos pasivos de la Gran Obra. El Principio positivo es el Magnés Interior de Paracelso. Necesitamos Transmutar y luego Sublimar la energía Sexual hasta el Corazón. Es imposible progresar en la Gran Obra sin la fuerza del Amor. El Yo Psicológico no sabe amar. El Yo es deseo. Es cosa fácil confundir al deseo con eso que se llama Amor. El Deseo es una sustancia que se descompone en pensamientos, voliciones, sentimientos, romances, poesías, ternuras, dulzuras, ira, odio, violencia, etc. las gentes siempre son engañadas por el veneno del deseo. Los enamorados siempre juran que están amando cuando en realidad sólo están deseando. El ser humano no conoce eso que se llama Amor, sin embargo tenemos en lo más recóndito de nuestro Ser, un principio que ama. Desgraciadamente no lo tenemos Encarnado. Este principio es el Alma. (El Magnés Interior de Paracelso)

Si la gente tuviera Encarnado ese principio Alma, sabría amar, sólo de corazón a corazón, de Alma a Alma es posible Amar. Desgraciadamente la gente sólo tiene Encarnado a Satán. Este no sabe que es Amor. Este sólo sabe desear. Eso es todo. A diario vemos a multitud de enamorados que se juran amor eterno. Después de satisfecho el deseo (ese deseo que ellos creían amor) viene la desilusión, el desencanto y el fracaso total. El deseo es el gran engañador.

Quien quiera trabajar en la Gran Obra tiene que aniquilar el Deseo. Es necesario saber Amar. El Amor tiene su felicidad peculiar y su belleza infinita. La gente no conoce Eso que se llama Amor. El Amor es semejante a los sentimientos de un niño recién nacido. El Amor todo lo perdona, todo lo da, no exige nada, no pide nada, sólo quiere el bien de aquel que ama. Eso es Todo. El sentimiento verdadero del Amor es Perfecto, Satán no sabe de Perfecciones, Satán es Deseo.

Si tú quieres amar sé prudente, no confundas el Amor con el Deseo. No te dejes engañar por el Gran Engañador. Dentro tienes un Embrión de Alma, éste puede amar.

Realmente su Amor es Embrionario por que él es un Embrión, pero sí tú aniquilas el deseo sentirás esa chispa del Amor. Cuando aprendas a sentir esa Chispa, esa Chispa se convertirá en Llama, entonces vivenciarás Eso que se llama Amor. Robusteced a tu Embrión de Alma con la llama bendita del Amor, así lograréis al fin el milagro de vuestra Encarnación. Es necesario que seáis íntegro, y esto sólo es posible Amando.

En el Arcano XIX se establece una Gran Alianza entre dos Almas. Hombre y mujer deben matar el deseo para lograr la Gran Alianza. Si tú quieres Encarnar tu Alma debes celebrar la Gran Alianza del Arcano XIX.
Reflexiona un poco, hasta ahora sólo eres un espectro viviente, un espectro dormido. Duermes pobre espectro durante el sueño de tu cuerpo y después de la muerte. Te escapas del Panteón o cementerio soñando… ¡Mísero espectro!… ¡Pobre desalmado!… Reflexiona y medita. Celebrad la Gran Alianza del Arcano XIX para que puedas encarnar Tu Alma y llegar a Ser verdaderamente. ¡Tú Pobre Criatura! Todavía no Eres. Tú estáis en sueños, mueres sin saber cómo, y naces sin saber cómo. Sólo la llama bendita del Amor podrá hacer que tú Existas Verdaderamente porque todavía no tienes existencia Real.

Sólo con el Arcano A.Z.F. podréis engendrar tus vehículos Crísticos. Con esos vehículos se vestirá primero tu Budha Interno y luego tu Cristo Interno. Así seréis Integro. Tú necesitas Ser Integro. Recuerda buen discípulo, que ahora no eres más que un espectro Dormido y que tus actuales vehículos internos sólo son formas mentales que debes desintegrar, reducir a polvareda cósmica. Sed pacientes en la Gran Obra. Su tú quieres encarnar a tu Cristo Interno, debes ser como el Limón.

Matad no solo el Deseo, sino hasta la misma sombra del deseo. Sed perfecto en pensamiento, palabra y obra. ¡Sed Puro… Puro… Puro!

LA PIEDRA FILOSOFAL

El Sexo está representado por la Piedra Filosofal. Esta es la Piedra Heliogábala. Sin ésta piedra no se puede conseguir el Elixir de Larga Vida. Las dos columnas del Templo Jakín y Bohas, son el Hombre y la Mujer aliados para trabajar con la Piedra Filosofal. Quien encuentra la Piedra Filosofal se Transforma en un Dios.

EL GRAN TENTADOR

El Yo psicológico es el Gran Tentador. El yo odia la Magia Sexual. El Yo quiere la plena satisfacción del Deseo. El Yo se quien piensa y busca. El Ser no necesita pensar. El Ser no busca. Cuando estamos trabajando en la Gran Obra, el Yo no sintiéndose seguro, busca eso que se denomina Seguridad. Los Estudiantes de la luminosa senda siempre caen en el Abismo de perdición buscando Seguridad. No te dejes seducir por el Gran Tentador. Mientras la mente ande buscando algo, mientras la mente busque seguridad, mientras la mente busque resultados es porque no estamos preparados para la Gran Obra. Satán busca Seguridad, Satán quiere resultados. Satán anda buscando siempre. No te dejes envenenar la mente por Satán. No gastes torpemente la energía mental.

Con el batallar de los razonamientos gastas tu Energía Mental. Recuerda que es el Yo quien razona. Tu Alma no necesita razonar. Es doloroso contemplar a los espectros de la muerte razonando sobre problemas que ya no existen.

Esos dormidos son dignos de piedad. Realmente es el Yo el Gran Razonador.

EL AMOR

Cuando ya la mente no busca, cuando ya no quiere refugio, cuando ya no anda en busca de seguridad, cuando ya no codicia más libros ni conocimientos, cuando ya ignora hasta el recuerdo del deseo, entonces sólo queda en nosotros Eso que se llama Amor. ¡Cuán Grande es Amar! Sólo las Grandes Almas pueden y Saben amar.