Ahora, me voy a limitar a contestar preguntas. Cada uno de ustedes puede preguntar con la más entera libertad. Lo que no hayan entendido, pregunten y yo les voy a explicar; a ver…

M. Pues, la gente suma y resta tanto, ¿no? Pero, realmente, si cogen este… …1 + 0 + 0 le da 1, el nombre del ETERNO DIOS VIVIENTE y DESCONOCIDO…

Obviamente, no podemos nosotros representar a Dios de cualquier manera. Hay dos unidades: la primera es la Unidad Inmanifestada; la llamaríamos nosotros así: “AELOHIM”, la Divinidad Incognoscible, el Omnimisericordioso, la Infinitud que todo lo sustenta. No se puede burilar, no se puede simbolizar, no se puede alegorizar, ni hacer imagen de él.

A él se refirió Moisés, cuando dijo que “no podíamos usar imágenes, ni símbolos”, pero fue para simbolizarlo a él, ¿cómo vamos a simbolizar a la Divinidad Inmanifestada, Incognoscible, de qué modo, de qué manera, si es incognoscible?

Pero a la Segunda Unidad si se le puede alegorizar….. “ELOHIM”, es la Segunda Unidad. Elohim no es un sujeto, como creen muchos, es el Ejército de la Palabra, el Ejército de la Voz, es una palabra…

M. Pues son, dijéramos, cuestiones de tipos meramente intelectual, porque en realidad de verdad, el verdadero NOMBRE SECRETO de la Divinidad lo tiene cada cual en su interior profundo. Y en ese caso no sería un nombre sino millones y millones, pues CADA CUAL TIENE EL SUYO, y el… …de la Divinidad…

Por ejemplo, Dios hay que buscarlo dentro de nuestro interior. Por ejemplo, mi nombre secreto, mi nombre interior profundo “Samael Aun Weor”, lo uso y es único que uso; mi nombre profano no lo uso, ¿por qué? Porque quien está cumpliendo la misión, o quien está entregando las Enseñanzas a la humanidad es mi Dios Interior profundo. De modo que él es quien tiene derecho, pues, a firmar los libros con su nombre (mi humilde persona, nada vale).

Pero bien… …el Ejército de la Voz. Aelohim es el Incognoscible, Elohim, el Ejército de la Palabra. Está bien, pero, “Elohim”, en sí mismo, es una palabra pluralizada; es una palabra, dijéramos, femenina pluralizada, con un terminal masculino. Significa “DIOSAS Y DIOSES”…

Una Religión sin Diosas, por ejemplo, es una Religión que está a mitad del Ateísmo Materialismo, puesto que ha suprimido la mitad de la Religión.

“Diosas y Dioses” eso significa “Elohim”; o mejor dijéramos, “Elojim”, porque la “H” se pronuncia como “J”. Estos Elohim (como quiera que tienen sus dos Principios: su Alma Espiritual, que es femenina y su Alma Humana, que es masculina) son Divinos Andróginos, son Diosas y Dioses a la vez: el Ejército de la Creación, el DEMIURGO ARQUITECTO…

Bien, y en cuanto Aelohim es diferente. Aelohim es el Innominado… Pero todo lo surge, lo que viene a la existencia surge de Elohim, o sea, la Unidad Creadora, y surge por conjugaciones definitivas del Azufre y del Mercurio. Por eso se dice que “el Sol es su Padre, que la Luna es su Madre, que el viento le llevó en su vientre y que la tierra fue su nodriza”…

Bien, de manera que, entonces, distingamos entre Aelohim y Elohim. En el Mundo de Elohim cada cual tiene su Nombre Esotérico, y Elohim, o sea el Ejército de la Palabra, al fin, al llegar a la Noche Cósmica tendrá que absorberse en el seno del Eterno Padre Cósmico: Aelohim… ¿Hay alguna otra pregunta?

D. El Absoluto crea la Dualidad… ¿Cómo se crea ahí la Trinidad?

M. Bueno, el Absoluto en sí mismo, o sea, Aelohim, el Eterno Padre Cósmico Común, no es el que viene a crear la Dualidad. No negamos que él no medite en la creación de un Cosmos. Puede meditar en ello, pero hasta ahí. Pero, QUIEN VIENE YA A CREAR LA DUALIDAD ES LA SEGUNDA UNIDAD; Elohim, o la Unidad Manifestada va a crear, dijéramos, por conjugación del Azufre y el Mercurio. Entonces, del Azufre y del Mercurio deviene todo lo que es, ha sido y será. Ese Azufre y ese Mercurio, en sí mismo, ya es la Dualidad; creada, naturalmente, de la Segunda Unidad, no de la Primera Unidad…

D. ¿Y la Trinidad emana de la…?

En cuanto a LA TRINIDAD, propiamente dicha, pues, total, VIENE A HACERSE MANIFIESTA YA CON LA SEGUNDA UNIDAD. Porque más allá del Anciano de los Días (el Viejo de los Siglos, Kether, que es el décimo de los Sephiroths), encontramos nosotros al AIN SOPH AUR, que es el Sagrado Sol Absoluto, y muchísimo más allá del Ain Soph Aur, encontramos nosotros al AIN SOPH, que es, dijéramos, el Segundo Círculo del Absoluto, y mucho más allá está el AIN, el Absoluto Inmanifestado.

Pero, realmente, lo que hay más allá de Ain, lo que se esconde tras Ain, o sea el Eterno Padre Cósmico Común, no podría jamás crear la Trinidad, ¿no? Se desdobla durante la manifestación del Ain Soph Aur.

Del Ain deviene el desdoblamiento del Ain Soph, y luego vendrá el Ain Soph Aur; entonces aparece el Sagrado Sol Absoluto. Y del Sagrado Sol Absoluto emana el SANTÍSIMO OKIDANOCK, Omnipresente, Omnipenetrante, Omnisciente (el Santísimo Okidanock, es también mencionado por la Blavatsky, con el nombre de “El Gran Aliento”). DEL GRAN ALIENTO, a su vez, SURGE LA TRINIDAD, el SANTO TRIAMAZIKAMNO, o sea, el Santo Afirmar, el Santo Negar, y el Santo Conciliar.

El Santísimo Okidanock, aunque penetre en los Mundos, no queda involucrado en los mismos, y para poder crear tiene que desdoblarse en sus tres Elementos fundamentales, que son el Santo Afirmar, el Santo Negar, y el Santo Conciliar. Así es como surge la Trimurti: Kether, Chokmah y Binah (Padre, Hijo y Espíritu Santo; Positivo, Negativo, Neutro).

Pero esa Trinidad emana es del Santísimo Okidanock. El Santísimo Okidanock emana del Sagrado Sol Absoluto. Y no emana directamente de la Unidad Inmanifestada, sino de la Unidad ya Manifestada. Así hay que entenderlo… ¿Alguna otra pregunta hermanos? A ver…

M. Pero tú estas partiendo de un Dios Antropomorfo; ese Dios del que tú estas partiendo no existe. ¿A cuál Dios te refieres, a ese monigote, que pintan algunas sectas muertas? Eso no tiene existencia, eso es una fantasía nuestra…

Pensemos nosotros, en la Unidad Manifestada, es el Ejército de la Palabra; el Ejército de la Palabra…, tú misma formas parte de ese ejército: la parte superior tuya del Árbol de la Vida (que es el Kether de la Kábala hebraica, o Partícula Ígnea y Divinal), es un fragmento, pues, de la Gran Unidad Manifestada, que no es un individuo y ni tiene cabeza, ni pies, sino el Océano, lo Esencial con el Espacio, la Vida libre en su movimiento, Esa Unidad Manifestada a su vez deviene de la Inmanifestada. La Inmanifestada no tiene fin, ¿tú le podrías poner un fin al Espacio? Pues es el Espacio mismo ¿dónde vas a marcar un fin al espacio?…

De manera que sí pensamos así, lo entenderás mejor. Pero sí me hablas de un Dios allá, un caballero con una barba hasta aquí, hasta el ombligo, sentado en un trono de blasfemia, lanzando rayos y truenos contra todo este triste hormiguero humano, pues, francamente, no te lo acepto.

A ese sí, con relación a ese sí podrías decir: “¿Quién hizo ese monigote?” Pues claro está, al conocerlo ¿no? A un tiranuleo así habría que agarrarlo de acá de la barba, ¿no? Eso no existe. Eso es una fantasía. Hay que empezar por comprender que nosotros somos tan solo (en el fondo, allá, en lo más profundo de nuestro Ser), somos partículas del Gran Océano de la Vida Universal; y esto es todo.

Así sí se debe entender a Dios, de ese modo, no de forma antropomórfica. El antropomorfismo ese, ha causado muchos daños: muchos Rusos (esos astronautas Rusos, precisamente, como llegaron allá en el espacio en sus famosos cohetes… …los famosos cohetes rusos), dijeron: “Donde está Dios, no lo hemos encontrado por aquí, por ninguna parte”. Por qué. Porque se le enseñó a la humanidad esa idolatría, se les enseñó que Dios es un caballero por allá, sentado en trono de tiranía, lo cual es falso… ¿Alguna otra pregunta, hermanos?

D. Habló de los Tres Reyes Magos; que reflejaban tres aspectos, tres partes de la Obra. Volveré a recordarlos: dijo primero el Negro, ¿verdad?, luego el Blanco y luego el Amarillo, y después estaba la Corona de Púrpura…

M. ¡El Manto de los Reyes!

D. El manto, es que Nicolás Flamel, nada más habla de tres colores: del Negro, del Blanco y del Rojo…

M. Si dijo eso que lo diga; Sendivogius dice otra cosa, y en cuanto a Raimundo Lulio, otra; yo por mi parte acepto los cuatro colores fundamentales, por experiencia directa. Porque el primero es el Negro, que corresponde a Saturno, la Muerte. Cuando uno está eliminando, por ejemplo, supongamos del Cuerpo Astral, eliminando lo que no sirve de ese cuerpo (el Mercurio Seco, los Yoes). El segundo color es el Blanco, cuando ya uno ha logrado blanquear ese cuerpo (por haber eliminado los Yoes). El tercero, el Amarillo, ya recibe uno la Túnica Amarilla (ya da esperanzas, está para terminar la Gran Obra). Y cuarto, es la Púrpura, cuando ya aquel Cuerpo Astral se ha convertido en un Vehículo de Oro puro. Así pues LOS COLORES FUNDAMENTALES, dígalo Nicolás Flamel o no lo diga, SON LOS CUATRO: Negro, Blanco, Amarillo y Rojo…

D. ¿También serán las Cuatro Rosas Herméticas?

M. Bueno, también se les puede simbolizar con CUATRO ROSAS HERMÉTICAS, así es. Se les podría simbolizar también con el TRÉBOL DE CUATRO HOJAS. Pero obviamente en el Evangelio está muy bien simbolizado con los Tres Reyes Magos, por último llevan ellos la Púrpura, ahí está el Cuarto Color. ¡La Púrpura de los Reyes!..

Y al fin y al cabo, en síntesis, toda la Gran Obra que un Hombre tiene que realizar para llegar de verdad a poseer la Piedra Filosofal, pasa por esos Cuatro Colores. Se alegorizan siempre con el CUERVO NEGRO de Saturno, que es la Muerte, con la PALOMA BLANCA del Espíritu Santo, con el ÁGUILA AMARILLA, y con el FAISÁN ROJO…

M. ¿Cómo?

D. ¿Y esos nombres de los Sephiroths son en hebreos o qué?

M. ¡Ahí están, EN HEBREO! Son los mismos Mundos o Regiones de que hablan los Teósofos, de que hablan las Escuelas Pseudo-Rosacrucistas, de que hablan las Escuelas Yoguistas, de que hablan las Escuelas de Japón, etc., etc., Lamas, etc… Pero aquí están ya, a la luz del Árbol de la Vida…

Hay dos Árboles en nosotros: EL ÁRBOL DE LA CIENCIA DEL BIEN Y DEL MAL, que es el SEXO, y el otro, este ÁRBOL, que es el DE LA VIDA; y ambos árboles hasta comparten sus raíces…

De manera que uno no podría subir por estas gradas del Árbol de la Vida, por estas ramas del Gran Árbol, sino trabajara de verdad disolviendo el Ego y, en general, con el Árbol del Sexo (que es el Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal). Son los dos Árboles, ambos comparten sus raíces; son los dos grandes Árboles… ¿Algún otro tiene algo que preguntar? A ver habla, pues, Rebeca…

D. ¿Qué simbolismo puede tener el Jaguar?

M. ¿El Jaguar?

D. Sí…

M. ¿El Tigre?

D. Sí…

M. Pues, TIENE UN SIMBOLISMO MUY PRECIOSO: el LUCIFER-XOLOTL. Lucifer, es precioso Lucifer, porque… …bueno, si LUCIFER ES UNA REFLEXIÓN DEL LOGOS dentro de nosotros mismos, aquí y ahora.

Hay viene también la cuestión del antropomorfismo. Muchos piensan…, así como pintan a un Dios allá, terrible en un trono de tiranía, también nos ponen un Diablo espantoso, sentado allá en un trono infernal, con tenedor grandote aquí en la diestra, unas alas horribles, dominando el mundo…, bueno, eso…, eso está equivocado. Porque la cruda realidad de los hechos es que toda luz produce su sombra.

Veamos el Sol (el Sol nos da la vida). En este momento nosotros estamos del lado oscuro, y el Sol está alumbrando el otro lado de la Tierra. De día el Sol alumbra una parte, por el otro lado está en oscuridad, por contraste. Por contraste, en este momento estamos nosotros aquí de noche, y en Japón están de día, por contraste…

En pleno mediodía se forman las sombras debajo de los árboles. Si nosotros levantamos una mano, así por ejemplo, ¿qué cosa vemos aquí?

M. ¿Ah?

M. No es muy bonito, pero es raro…

M. ¡Véanlo, obsérvenlo Es el Diablo! De manera aquí es el mismo simbolismo: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Tres personas distintas en un solo Dios. Pero, reflejado en la pared, ¿cómo les parece?

M. Claro, es el Diablo. De manera que LUCIFER NO ES MÁS QUE LA SOMBRA DE DIOS, la Sombra del Logos Íntimo dentro de nosotros mismos; mejor dicho, nuestro Logos Interior Profundo, el Cristo Íntimo proyecta su Sombra dentro de nosotros; y esa Sombra es útil, la necesitamos…

Léanse ustedes “La Divina Comedia” del Dante, y verán ustedes como Virgilio y el Dante bajaban por la Escalera de Lucifer. Cada pelo del cuerpo de Lucifer parecía una viga, por ahí iban bajando y por ahí subían ellos también, hasta llegar arriba donde está “El Gólgota”; eso es simbólico: “Lucifer es escalera para bajar. Lucifer es escalera para subir”… El Cristo se disfraza de Lucifer para servirnos de escalera y sacarnos del Abismo, llevarnos a la Luz.

De manera que hay que mirar a Lucifer ahora desde un punto de vista nuevo. Este Lucifer, realmente, no es más que la Reflexión del Logos dentro de nosotros mismos, su Sombra, y útil además: da el impulso sexual.

Ese impulso es rebelde de por sí, de tipo luciférico. Mas si uno es capaz de controlar ese impulso animal, entonces transmuta el Esperma en Energía, comienza la Gran Obra, y le gana una batalla a Lucifer…

Cada vez que uno logra, pues, dominar el impulso, animal, sube un peldaño por la Escala de Lucifer; y así, va uno subiendo de peldaño en peldaño, hasta que sale arriba, Autorrealizado y Perfecto… De manera que Lucifer le sirve a uno de escalera para subir, y viceversa, si uno quiere bajar, no le queda más remedio que bajar por la Escalera de Lucifer…

En cuanto al Tigre (Xolotl-Lucifer), es el símbolo, precisamente, del LUCIFER NAHUA; y así hay que saberlo entender. Los CABALLEROS TIGRES son hombres que estaban luchando, precisamente, por su Autorrealización, luchando contra el Ego animal. Originalmente, los Caballeros Tigres fueron Iniciados. ¿Alguna otra pregunta, hermanos? A ver…

D. Yo no le entendí bien acerca del simbolismo de la Estrella…

M. Pues, el simbolismo de la Estrella está claro y vivo. Obviamente, este triángulo representa al AZUFRE y el otro al MERCURIO…, este triángulo representa al Mercurio… Incuestionablemente, el Azufre es el Fuego Sagrado que uno tiene que despertar en su organismo; y el Mercurio, está formado por la transmutación de las Secreciones Sexuales, éstas se convierten en Energía, y esa Energía es el Mercurio.

Y toda la Gran Obra hay que hacerla a base de Azufre y de Mercurio. Sin el Azufre y el Mercurio no se consigue realizar la Gran Obra. Ésa es la cruda realidad de los hechos… Ahora…

D. ¡Maestro!, perdone que le interrumpa; es que hay algunos que están en el Movimiento y otros extraños, así pues, no saben lo que es el Arcano…

M. ¿Sí? Bueno, tendríamos que explicarles, y tendrían que estudiar las obras, y pasar por sucesivas explicaciones para poder llegar a entender esto…

D. Yo más o menos lo entiendo…

M. ¿Ah?

D. Yo más o menos lo entiendo…

M. ¿Cómo?

D. Yo más o menos lo entiendo…

M. Pues, mejor. Aquí vemos, pues, que la ESTRELLA DE SALOMÓN habla por sí sola, tiene seis puntas que son masculinas, y las seis hondas entradas entre punta y punta, son femeninas. Total se descomponen doce rayos. Esos doce rayos, a su vez, vienen a cristalizar en las DOCE CONSTELACIONES DEL ZODIACO. Es el símbolo del Logos, la Estrella de Salomón Rey; y la misma Piedra Filosofal, viene a ser una mezcla, pues, del Azufre y el Mercurio, y Sal (es salina); y en sí misma contiene al Azufre y al Mercurio. De manera que todo el trabajo de la Gran Obra se fundamenta en el Azufre y en el Mercurio.

Los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser hay que crearlos, y se crean mediante Transmutación Sexual: Transmutando y Sublimando la Energía Creadora viene uno a dar origen al Mercurio, de la Filosofía Secreta. Ese Mercurio, a su vez, integrado con el Azufre, sirve de fundamento para crear los Cuerpos Astral, Mental y Causal.

Quien llegue a poseer tales cuerpos, recibe sus Principios Anímicos y Espirituales, y se convierten en un Hombre verdadero.

Ahora, llevar tales vehículos a la Perfección, es posible con la ayuda del Magnés Interior, es decir con la ayuda del Cristo Íntimo. Para recibir es ayuda extra, se hace necesario pasar por la Iniciación Venusta, o sea, la Iniciación de Tiphereth. Quien no pasa, quien no recibe la Iniciación Venusta, pues tampoco puede encarnar al Cristo Íntimo. Lo fundamental en la vida es llegar uno a encarnarlo.

Escrito está: “Al que sabe la palabra da poder; nadie la pronunció, nadie la pronunciará, sino solamente aquél que lo tiene encarnado”… ¿Alguna otra pregunta, hermanos?

D. ¿Como se logra saber, o empezar a conocer la Iniciación?

M. Para llegar a la Iniciación Venusta, pues tiene uno que PASAR ANTES por las Iniciaciones Superiores. Tiene uno que haber pasado por todas las Cinco Grandes Iniciaciones del Fuego. Sólo quien ha pasado por las CINCO GRANDES INICIACIONES DEL FUEGO, logra, al fin y al cabo, recibir la Iniciación Venusta. Es muy exigente; pero, obviamente que si uno se lo propone, a la larga puede lograrlo. En todo caso, esto se va realizando de forma graduativa. Tiene uno que empezar por el principio: por ser un BUEN DISCÍPULO, antes de poder aspirar a ser un MAESTRO ¿Alguna otra pregunta, hermanos? A ver, que no quede ninguno con las dudas…

Bueno, creo ya no hay más preguntas, ¿no? Eso sí, los que tengan que preguntar, pregunten, antes de que cerremos aquí.

Bueno, damos por terminada esta plática. Y quedan invitados como siempre a seguir aquí asistiendo, concurriendo, para recibir las Enseñanzas Esotéricas. Quienes no hayan venido antes, de hecho, están invitados a nuestros estudios. Bien vale la pena conocer el Camino que ha de llevarle a uno a la Autorrealización Íntima del Ser.

A nosotros lo único que nos interesa es la Autorrealización Íntima del Ser, nada más nos interesa; aquí no buscamos nada más dentro de cada cual: ¡la Autorrealización y vamos es a eso! El que quiera Autorrealizarse, estudie a fondo, pues, todo el Cuerpo de Doctrina, y entre por la práctica.

Bueno, hemos terminado pues, con esta plática. ¡Paz Inverencial!

Samael Aun Weor