Lo primero será una postura física y psíquica relajada.

Luego, atentos a la respiración rítmica.

A continuación, concentrarás la atención en el corazón para percibir a éste como un centro de equilibrio entre el flujo y reflujo de la actividad de la vida.

Manteniendo una concentración natural en el corazón, pedirás a nuestro Dios Interior el Desarrollo Psíquico de nuestros sentidos internos para percibir el ultra de las cosas.

Harás una petición al Ser para que te ilumine el centro coronario y el centro frontal, donde tiene su asiento la imaginación positiva o clarividencia. Imaginarás un lugar distante, mientras mantralizarás la vocal fundamental de este sentido oculto: IIIIIIII… (siete veces).

Ahora pedirás iluminación para el centro laríngeo donde tiene asiento el

oído oculto o clariaudiencia. Tratarás de escuchar voces o sonidos distantes y mantralizarás la vocal fundamental de este centro: EEEEEE… (siete veces).

Siguiendo ese mismo orden, lo harás en relación al centro cardíaco para activar la Intuición. Concéntrate en tu esencia y en la esencia de aquello que anhelas conocer. Vocal fundamental: OOOOOOOO… (siete veces).

Sigue pidiendo a nuestro Padre que está en secreto en el corazón, el desarrollo de ese otro sentido de percepción interna llamado Telepatía. Ten presente que el Plexo Solar es la antena receptora de los pensamientos de las gentes a distancia. Este Chacra está situado arriba del ombligo. Letra Fundamental: UUUUUUUU… (siete veces).

Siguiendo el orden de vocalización que ya conoces, te concentras en los Chacras Pulmonares. Pedirás a tu Ser el desarrollo de estos centros, que te permitirán recordar tus vidas pasadas. Ten presente que el tiempo es curvo, que todo se repite en el universo de lo curvo, que el presente es el resultado del ayer y el mañana dependerá de este presente. Letra fundamental: Aaaaaaaaaaaa… (siete veces).

Continuarás con la región de la Próstata u Ovarios. Este centro se relaciona con el dominio del elemento agua; en ti son las Aguas Puras de Vida. Pedirás por la sublimación de éstas. La Castidad confiere el equilibrio del deseo sexual con el anhelo espiritual, es decir: un equilibrio entre lo humano y lo divino. Letra fundamental: MMMMMMMMM… (siete veces).

Y por último, te concentrarás en la base misma de tu espina dorsal, allí tiene su asiento el fuego de tus dos naturalezas, la física y la psíquica. Pedirás por el despertar positivo de éste y de acuerdo a los méritos del corazón. El dominio del elemento fuego nos confiere aquella facultad o poder de sonreír a los peligros del camino… Letra fundamental: Ssss… (siete veces).

Termina la práctica con la atención puesta en el corazón. Meditarás en aquella de las facultades más importante de todas, la Conciencia de Sí. Fúndete en tu Ser…

La Concentración.

       “Cuando distintas fuerzas o potencias de orden psíquico y físico coinciden en un mismo punto de un espacio dado, le denominamos CONCENTRACION”.

“Si concentras los rayos del Sol por medio de una lente, pueden quemar un trozo de algodón o un pedazo de papel. Pero los mismos rayos dispersos no pueden hacerlo. De igual modo, si reúnes los rayos dispersos de tu mente y los enfocas hacia un punto, tendrás una maravillosa CONCENTRACION. La mente concentrada te servirá como un potente faro para descubrir los tesoros del alma”.

Cuando distintas fuerzas o potencias de orden psíquico y físico, coinciden en un mismo punto de un espacio determinado, le denominamos CONCEN-TRACION.

Quien concentra las fuerzas dispersas es la Conciencia. Concentración sin conciencia es Resistencia. La Conciencia no retiene las energías, por el contrario las hace ir y retornar a su propio espacio. Mientras las fuerzas fluyen y refluyen, la Conciencia hace las veces de punto neutro.