meditacionCon la postura del cuerpo, la respiración rítmica y la atención en el corazón, comienza esta práctica.

A partir de la concentración en el corazón, pedimos a nuestro Ser Interno que nos equilibre el primero de los centros de la Máquina Humana: El Intelectual.

Nuestra petición va encaminada a que se establezca una relación más consciente entre los impulsos íntimos del corazón y el cerebro.

El pensamiento y la imaginación que se procesan en este centro, necesitan de la inspiración o emoción superior que brota de lo hondo del corazón. “La Imaginación vuela en las Alas de la Inspiración…”

Mantram: “AUM A RA VA SA MA DHI, DHI, DHI, DHI, DHI.” Video sobre la importancia del verbo o la palabra

A continuación hacemos otra petición, pero en relación al Corazón y el Centro Motor, que tiene su centro de gravedad en la parte superior de la espina dorsal.

Necesitamos auto-descubrirnos y comprender a fondo todos nuestros hábitos. No debemos permitir que nuestra vida siga desenvolviéndose mecánicamente. Necesitamos estudiar nuestros hábitos, necesitamos comprenderlos. Ellos pertenecen a las actividades del centro del movimiento. Cuando la mente interfiere en ese centro, obstruye y daña, porque ella es muy lenta y el centro del movimiento es muy rápido.

El movimiento del cuerpo físico y la conciencia que palpita en el corazón, deberán estrecharse cada vez más para evitar las interferencias del más lento de los centros de la máquina humana: el intelectual.

Los movimientos armónicos al caminar o andar, se deberán siempre a ese estado llamado Recuerdo de Sí. La desarmonía de estos movimientos, tienen su raíz en el Yo psicológico que tiene su asiento en la guarida de la mente.

Existe una correlación entre este centro del movimiento y el verbo. Sabido es en el esoterismo gnóstico que las deformaciones físicas tienen su causa en el mal uso del verbo o palabra. El verbo como quintaesencia del cuerpo puede sanarle o matarle. La Palabra debería siempre brotar del Corazón.

Mantram: “AUM CHIVA TUN E”.

Continuamos pidiéndole al Ser. Esta vez en relación al propio Centro Emocional. Este tiene su centro de gravedad en el plexo del Corazón y el plexo Solar. El sentido estético, la mística, el éxtasis, la música superior, son necesarios para cultivar el centro emocional, pero el abuso de dicho cerebro produce desgaste inútil y derroche de energías emocionales.

meditar3Durante la práctica reflexionemos entre las emociones divorciadas de la conciencia, tales como el miedo, la sospecha, la vanidad, el orgullo, etc., y aquellas de carácter trascendental, como la paz, la caridad o la compasión, la alegría simpática, etc., que tienen su raíz en el Amor y por consecuencia producen equilibrio y confianza.

Para trascender las emociones negativas, debemos reflexionar y entender la relación existente entre nuestra vida y la de otros seres. Nuestro corazón es autónomo con respecto a nuestro cuerpo físico, pero interdependiente con respecto a todo lo que le rodea. Todos los fenómenos del universo se encuentran substancialmente correlacionados. La separatividad sólo existe para la mente egoísta.

Mantram: “OMNIS JAUM INTIMO”.

Ahora, pedimos al Ser que restablezca la armonía entre la conciencia que hay en el corazón y el Centro Instintivo, ubicado éste en la parte inferior de la espina dorsal.

El centro instintivo es el centro con mayor actividad. Por esta razón es el centro más inteligente de la máquina humana. Está relacionado con todos los procesos de asimilación físico-químicos, la degustación, digestión, circulación de la sangre, etc. Además existen los instintos de conservación, instinto sexual, etc.; existen también muchas perversidades del instinto.

La armonía de este centro dependerá siempre de la conciencia. Comprender esto es fundamental para descubrir los factores que interfieren y que tienen su raíz también en el pensamiento y sentimiento egoísta, impidiendo la acción libre del centro instintivo.

Las aguas y el fuego de la vida se corresponden con este centro, por lo tanto, la transmutación o sublimación coadyuvan al centro instintivo.

Mantram: “SSSSSSSS…”

Trabajo con el Centro Sexual. Pedimos al Ser Interior la comprensión del Deseo sexual y el Anhelo espiritual, que es la base de una verdadera castidad.

Meditaremos en esta correlación del corazón y Sexo. Como ya sabemos el sexo  puede liberar al hombre o esclavizarlo. Por lo tanto necesitamos trascender la mecánica del Sexo.

“El fundamento del defecto de la Lujuria es el Deseo Sexual que excluye el Anhelo espiritual”.

Mantram: ARIO (siete veces).

AUM. AUM. AUM.

La Resistencia como arma secreta del Ego.

La resistencia es la fuerza opositora. La resistencia es el arma secreta del Ego.

La resistencia es la fuerza psíquica del ego opuesta a la toma de conciencia de todos nuestros defectos psicológicos.

La resistencia actúa sobre un mecanismo de defensa que trata de omitir errores psicológicos desagradables, para que no se tenga conciencia de ellos y se continúe en la esclavitud psicológica.

Pero, en realidad de verdad, tengo que decir que existen mecanismos para vencer la resistencia y estos son:  1.- Reconocerla. 2.- Definirla. 3.- Comprenderla. 4.- Trabajar sobre ella.  5.- Vencerla y desintegrarla por medio de la Super-Dinámica Sexual.

Samael Aun Weor /Revolución de la Dialéctica.

 Sensación y Satisfacción es el mecanismo del Ego para existir. Las Sensaciones son el cambio psíquico que se produce en el lugar de entrada de una Impresión. Las Impresiones dejan una huella a su paso por los sentidos físicos y psíquicos. Tenemos por lo tanto una memoria visual, olfativa, auditiva, gustativa y del tacto.

Toda Impresión es una determinada carga cósmica de luz (Prana), que puede servir de alimento a la Esencia o al Ego-animal. Por consiguiente una Sensación produce la Satisfacción de lo agradable en relación a la Esencia o al Ego-animal y lo desagradable en relación a la Esencia o al Ego-animal.

Tenemos Sensaciones de tipo egoíco, es decir, las no transformadas por la comprensión de la Esencia, que reclaman de modo mecánico y recurrente su alimento o Impresión. El Ego-animal es la suma, precisamente, de sensaciones que demandan satisfacciones.

hqdefaultTenemos, además, el deber cósmico de alimentarnos como Esencias, y el único medio son las impresiones.

Las Impresiones que se canalizan hacia el Ego-animal se convierten en Deseo. Las Impresiones que llegan a la Esencia se cristalizan en Conciencia y Luz. El Deseo concentra y la Conciencia y la Luz expanden.

La Resistencia es por lo tanto Deseo acumulado y no transformado.

La Resistencia del Deseo se opone, por lo tanto, a la toma de conciencia de las impresiones,tanto nuevas como las ya existentes en la Mente.

Tener conciencia de las impresiones es contrario a los intereses del Deseo. Tener conciencia de sí, es disolver al Deseo en Amor, dejar de existir para poder Ser.

El Deseo-resistencia impide a la Conciencia la capacidad de auto-reconocerse, auto-definirse, etc., ya que en el Deseo los esfuerzos sólo son importantes en relación con lo exterior.